Economía – 10 de julio de 2020

100720ECFAREPORTEINDIGO

Economía 

LA VÍA DEL TURISMO, MÉDICO PARA LA REACTIVACIÓN 

Medio: Reporte índigo

Fecha: 10/07/2020

Actor principal: Sector turístico de México

Tipo de actor: Ciudadanía

Conteo de fuentes: 6

México es uno de los países a nivel mundial con mayor reconocimiento en este rubro por la calidad de sus doctores, su infraestructura y sus bajos costos en comparación con otras naciones, lo que convierte a esta actividad en una herramienta muy atractiva para tratar de revertir los daños económicos provocados por la pandemia

El turismo médico es una de las cartas fuertes del Gobierno federal para reactivar al sector en el país luego de su caída a nivel mundial por la pandemia de COVID-19 y se divide en tres ramas.

El médico, que es básicamente el tratamiento de enfermedades y operaciones en general; el wellness, que consiste en promover el bienestar y un enfoque preventivo, y finalmente el de retiro, que es cuando las personas deciden vivir el final de sus días en México, define Fernando Tapia, director de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey, Campus Toluca.

En esta industria, el país cuenta con factores a su favor como buenos médicos, que lo han posicionado como uno de los favoritos a nivel mundial.

En el índice del Medical Tourism Index 2016-2017, México ocupa el lugar número 3 en este rubro, solo por debajo de países como la India y Colombia; y por encima de otros como Canadá y República Dominicana.

Sin embargo, expertos señalan que en medio de la carrera para recuperarse por la pandemia y la crisis económica, la apuesta debería de ser contar con infraestructura asociada y certificaciones internacionales.

SECTOR GOLPEADO


A nivel general, el turismo será el sector más golpeado por la emergencia sanitaria, de acuerdo con la Estimación de las afectaciones al turismo mexicano en 2020 como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

El documento del Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (Cicotur) y del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), explica que una de las razones son las restricciones a la movilidad de las personas impulsadas por los gobiernos en el mundo para reducir el contagio de la enfermedad.

Mientras que la recesión económica, aparejada con la enfermedad, supondrá una reducción en el ingreso disponible y el gasto de las familias.

De acuerdo con el estudio, la disminución estimada en el consumo turístico para 2020 en México será de 1.6 billones de pesos, lo que significa una contracción aproximada del 49.3 por ciento con relación al año anterior, equivalente al 25 por ciento de todo el Presupuesto de Egresos de la Federación para este año

“Ese dinero permitiría construir casi 11 Trenes Mayas y casi 8 refinerías como la de Dos Bocas. En otras palabras, la hemorragia diaria del turismo ante la falta de visitantes es equivalente a 4.1 mil millones de pesos diarios”, dice.

Por lo que se consideran necesarios todos los apoyos desde la política pública para paliar la pérdida de empleos y el cierre masivo de empresas.

AFECTACIONES

De acuerdo con un estudio del Instituto Belisario Domínguez del Senado, la bonanza turística en el país cayó durante los primeros meses del 2020 debido a la propagación del coronavirus y afectó sobre todo a ciudades como Acapulco, Cancún, Playa del Carmen, Huatulco, Mazatlán, Los Cabos, Vallarta y Manzanillo.

El país perdió visitantes en fechas clave como la Semana Santa, cuando llegan cientos de jóvenes estadounidenses a divertirse al país, lo que agravó el impacto económico de las personas que viven de este sector, señala el documento.

Sin embargo, el turismo médico puede ser la salvación debido a que los tratamientos llegan a ser más baratos en México que en países como Estados Unidos y Canadá. Además, la derrama que genere podría ser aprovechada para beneficiar destinos como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Miguel Torruco, secretario de Turismo, ha mencionado que el turismo médico será uno de los segmentos con más potencial después de la pandemia.

“La industria en México del turismo médico está valorada más o menos entre los 8 y 8.8 mil millones de dólares”, menciona Fernando Tapia.

Los principales lugares de donde provienen los turistas o pacientes que llegan a tratarse a México son Nuevo México, Nevada y California, aunque también vienen de países como Canadá, Reino Unido, India y Malasia.

INICIATIVAS EN EL CONGRESO

Debido al difícil panorama que enfrenta el turismo en México, en el Congreso de la Unión se ha propuesto un paquete legislativo de emergencia para este rubro.

Las iniciativas fueron realizadas por el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) y el Cicotur, con el fin de iniciar una discusión a corto y mediano plazo a través de acuerdos entre los diferentes grupos parlamentarios en el país.

 

10072020NLMAnimalPolítico

Economía

“Se traspasa”: establecimientos que murieron antes de que llegara la reactivación

Medio: Animal Político.

Fecha: 10/07/2020

Actor principal: Francisco Fernández Alonso.

Tipo de actor: Sociedad Civil.

Conteo de fuentes: 4

Diez años de trabajo se esfumaron en tres meses. Ariadna Vega decidió cerrar su restaurante de ensaladas en la Condesa y colgar afuera un anuncio de “traspaso”, que implica vender los permisos de su negocio con todo y mobiliario para poder pagar las deudas que acumuló a causa de una pandemia que la llevó a la quiebra, tras semanas de ventas por los suelos y sin ningún tipo de apoyo del gobierno.

Su establecimiento, en el que invirtió todo su patrimonio, se llamaba Ensalada Lounge y daba trabajo formal a seis personas.

“Ver el lugar vacío, sin un ingreso, con cuentas en ceros, había días en que vendíamos 600 pesos, 300 pesos, pero eso no soporta una renta de 23 mil pesos que pagaba al mes, además de luz y agua, y sobre todo el sueldo de las personas que tienes que solventar, porque no hay ningún apoyo, ninguna ayuda, tú tienes que hacerte fuerte”, cuenta Adriana.

“Era todo mi patrimonio. Tengo una bebé que acaba de nacer, tiene precisamente un mes que di a luz, y tuve que tomar la decisión de terminar el restaurante, cerrar el lugar, que era todo lo que yo tenía”.

“Yo tenía toda la intención de seguir en el lugar. Son 10 años de mi vida, le dedicaba todos los días un tiempo, y duele mucho que la gente se quede sin empleo. Es muy difícil emocionalmente, ese cariño que le tenía al lugar y tener que decirle adiós. Y no tienes tanto tiempo de despedirte, pues son decisiones de horas, de ‘lo tengo que hacer ya porque, si no, voy a tener que deber otra renta’, y pues la pandemia me está dejando deudas”, afirma.

Ariadna intentó obtener el crédito de 25 mil pesos que ofreció el gobierno a pequeños negocios, pero resultó “no elegible”. Más allá de ese intento fallido, lamenta no haber tenido más opciones para poder mantener a flote su establecimiento y las fuentes de empleo que generaba.

“Hubiera sido algo muy bueno que nos hubieran visitado, una charla de 5 minutos, y hubieran conocido las necesidades reales de las personas, que a los pequeños negocios como nosotros que ahora no existen por falta de dinero pudieran habernos dicho: ‘te puedo prestar tal cantidad’. Si alguien me hubiera apoyado económicamente, yo creo que seguiría ahí”, considera.

La pandemia ha provocado la pérdida de aproximadamente 300 mil fuentes de empleos directos en el sector restaurantero, señala Francisco Fernández Alonso, presidente nacional de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

Antes de la emergencia sanitaria, detalla, esta rama de la economía generaba 2 millones de empleos directos y un Producto Interno Bruto (PIB) de 365 mil millones de pesos anuales. Fernández Alonso estima que, por el cierre de los tres meses anteriores, el PIB restaurantero tuvo una caída de 80 mil millones de pesos.

“En 2009 (en la epidemia de influenza), López Obrador decía que no entendía por qué no habían ayudado a las empresas, entonces en esta ocasión todos pensamos que iba a haber una respuesta de apoyo a las empresas, pero en realidad no fue así”, cuestiona.

El dirigente detalla que, de las 600 mil unidades o establecimientos asociados a la Canirac, menos del 2% es manejado por grandes grupos empresariales dueños de cadenas restauranteras, mientras que el 58% -alrededor de 350 mil negocios- es gestionado propiamente por familias. Por ello, advierte, la ausencia de un plan gubernamental de apoyo para el sector restaurantero provocó un golpe tan severo en el empleo y en la economía de miles de hogares.

“Este es un gremio donde no son los grandes grupos, menos del 2% son los grandes, y la mayoría son restaurantes manejados de manera casi familiar, artesanal; ése es el verdadero gremio. Cuando tú no ayudas a este gremio, pues le pegas directamente a la economía de cientos de miles de mexicanos”, sostiene.

Fernández Alonso estima que, en la fase de la reactivación económica, con un semáforo epidemiológico en naranja que sólo permite a los restaurantes tener el 30% de su aforo, dichos negocios están teniendo menos de la tercera parte de sus ingresos normales, por lo que prevé que, aun con la reapertura, más negocios cerrarán.

“Aunque tú tengas un aforo del 30%, hay gastos que siguen al 100%: la luz, por ejemplo; la renta te la cobran completa. En esta nueva realidad hay mucha gente que tiene mucho entusiasmo y piensa que ya al abrir se soluciona el problema, y no es cierto, así no funciona”, señala.

“La pandemia fue el remate”

Hace 19 años, una pareja proveniente de Uruguay abrió en la Condesa un restaurante de cortes de carne bautizado como Don Asado. Vecinos del lugar recuerdan las filas que los fines de semana se formaban afuera para poder entrar. Al negocio le fue tan bien que el dueño, Gustavo Barcia, pudo abrir otras cinco sucursales en la Ciudad de México a lo largo de estas casi dos décadas. Pero el establecimiento original, ubicado en la calle de Michoacán, no sobrevivió a la pandemia y el propietario decidió su traspaso. Afuera del establecimiento cuelga un anuncio con un teléfono para los interesados.

El declive de Don Asado Condesa viene de tiempo atrás y se remonta al sismo de 2017, que causó graves daños en esta antigua colonia de la capital. La pandemia sólo vino a asestar el golpe final, lamenta Samantha Rodríguez Gómez, que fue gerente durante los últimos tres años de la sucursal que fue cerrada.

“Después del temblor de 2017 fue difícil recuperar a nuestros clientes, se vino muy abajo, y ya solamente la pandemia fue el remate. La renta ya superaba lo que nosotros estábamos generando, más todos los gastos de servicios, luz, agua, teléfono, entonces ya no era rentable, más bien ya Condesa se mantenía de las demás sucursales. También nos fue muy complicado llegar a un acuerdo con los dueños que rentan el local para que nos pudieran ayudar de alguna manera a sobrellevar el tema de la pandemia, pero no se llegó a ningún acuerdo”, relata.

Carolina Lara, dueña de Gramelia, una tienda de semillas ubicada justo al lado de Don Asado, recuerda que el restaurante era tan concurrido que para ella fue una buena señal para abrir su propio negocio en ese preciso local.

“Cuando vinimos a ver este local, un sábado, estaba lleno de gente Don Asado, había mesas afuera, la música, el ambiente; eso fue un atractivo que dijimos: ‘este es el lugar que necesitamos, donde haya gente’. Y con mucha tristeza vemos que ya lamentablemente se está cerrando ese local y otros, porque no resistieron el pago de rentas, porque los gastos siguen, los gastos no respetan ninguna pandemia, hay que seguir pagando la luz, el agua, el teléfono, el internet, a los empleados, la renta del local”, comenta esta emprendedora.

La exgerente de Don Asado señala que nueve de los 21 trabajadores que laboraban en la sucursal de Condesa fueron despedidos y que el resto fue reubicado en los demás establecimientos.

“Fue muy duro a nivel personal, porque fue el primer lugar donde yo tuve una gerencia. Se va este lugar en mi corazón, porque viví muchas cosas aquí; aprendí muchas cosas, fue el lugar que me dio la oportunidad de crecer profesionalmente, además de que hice un buen ambiente con mis compañeros de trabajo, y dejarlos ir y saber que algunos ya no iban a regresar fue una decisión muy difícil, anímicamente sí me pesó mucho”, lamenta Samantha.

Hace tres semanas que han intentado traspasar el establecimiento, pero no han tenido suerte. En una época de crisis, tampoco es fácil encontrar compradores. Samantha cuenta que, incluso, ya se tuvo que bajar el precio inicial del traspaso.

La exgerente considera que, si se hubiera apoyado a las empresas con subsidios para el empleo durante la pandemia, los despidos no habrían sido tan drásticos.

“Se ha puesto mucha presión sobre los empresarios, porque al personal no se nos está dando ningún apoyo como empleados, ni durante la pandemia ni ahora, entonces creo que obligan a los dueños a tomar decisiones que ya están fuera de su alcance, porque no pueden mantener una empresa si no estamos generando. Yo creo que de parte del gobierno no tuvimos ningún apoyo”, critica.

Print Friendly, PDF & Email

0 Comments

Contenido relacionado

Vinculación

Vinculación Tienes ideas para un torrente de iniciativas:  eventos, intervenciones, actividades. Incitas a la gente a pensar y debatir. Colaborar con otros estudiantes creativos y con productores e investigadores profesionales te motiva. El PAP ETIUS Comunicación y...

Producción

Habilidad: Producción Tienes ideas flamantes. Eres ágil produciendo contenido original y quieres un trabajo creativo, pero con fondo y complejidad. En el PAP ETIUS Comunicación y cultura puedes desarrollar esta habilidad, además de participar en debates de temas...

Investigación

Habilidad: Investigación Tienes la semillita de analizar todo, estás al pendiente de los temas recientes e identificar fake news como si hicieras fotosíntesis. En ETIUS Comunicación y Cultura hay un lugar para que desarrolles y compartas esta habilidad además de...