Select Page

En 2019 el entonces gobernador electo de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, anunció que el Plan de Saneamiento Integral del Río Santiago sería una acción prioritaria, por lo que se destinarían a lo largo del sexenio más de 3 mil 418 millones de pesos para lograrlo. La inversión se concretaría a través de 54 acciones se buscan rehabilitar y tratar la cuenca que calificó como “la más contaminada de México”. El plan dio inicio en enero de 2019 con una inversión de mil 450 millones de pesos. (El Informador, 2019)

El Río Santiago es una cuenca con longitud de 562 kilómetros que se extiende desde el Lago de Chapala y desemboca en el Océano Pacífico, cerca de San Blas, Nayarit. En las cercanías de la cuenca Lerma-Chapala-Santiago, que recorre los territorios de Estado de México, Guanajuato, Michoacán, Jalisco y Nayarit, hay una población de más de 7.5 millones de habitantes y también existe una concentración de desarrollo industrial.

A principios de los años 80 del siglo pasado, comenzó a verse espuma en el río, acompañada de peces muertos, lo que mostró la falta de precaución de manejo de desechos por parte de las industrias y el desinterés de las autoridades por investigar y resolver el problema. (2015, Regeneración Radio)

En 2003, las denuncias populares tuvieron eco y la Secretaría de Salud estatal emitió un dictamen donde se advertía que el río Santiago “se encuentra fuertemente contaminado con la presencia de arsénico, plomo, zinc, cadmio, cromo, mercurio, manganeso, níquel, aluminio, plaguicidas”, entre otros.

 

Print Friendly, PDF & Email