ETIUS

Libertad de expresión del 30 de noviembre de 2018

Libertad de expresión

Agresiones contra periodistas o medios

 

“Periodistas: enemigos en común del crimen”

EL UNIVERSAL

Inder Bugarin / Enviado

30 de noviembre de 2018

Informativo

 

Bruselas. —A pesar de perseguir intereses particulares, la sucursal de la Cosa Nostra en

Namibia, la Maa de la Arena de la India, los boryokudan de Japón y los cárteles de México,

tienen un enemigo en común: los periodistas interesados en investigar sus negocios.

 

Como resultado de seguirle la pista a los grupos delictivos, incluyendo los clanes rusos,

brasileños y maldivos, por lo menos 30 periodistas han sido asesinados desde 2017 a la

fecha, sostiene Reporteros sin Fronteras (RSF) en un informe en el que aborda amenazas,

retos y opciones que enfrentan los periodistas que siguen la pista de la maa, los cárteles y

el crimen organizado.

 

México encabeza la lista con al menos 13 asesinados perpetrados por grupos presuntamente pertenecientes a la maa; seguido por Brasil, con cuatro; Colombia y Ecuador, con tres; Honduras, India, Eslovaquia, Maldivas, Rusia y Malta, con uno respectivamente.

 

A esta lista habría que añadir cinco casos de intento de asesinato, así como numerosas

agresiones y amenazas de grupos involucrados en piratería, extorsión, secuestro, trata,

préstamos usureros, recolección de basura y desvío de ayudas de la Unión Europea.

 

“De Pekín a Moscú, de Tijuana a Bogotá, de Malta a Eslovaquia, los periodistas de

investigación que abordan cuestiones relacionadas con la maa provocan la ira de los capos,

que si algo tienen en común es aborrecer la publicidad, al menos la que ellos no controlan”,

indica el documento.

 

“Los padrinos, muy susceptibles cuando está en juego su imagen, no dudan en castigar

duramente a aquellos que luchan contra la corrupción empuñando la pluma. Para ellos, quien

dice la verdad merece morir”, agrega el texto que incluye testimonios de periodistas en

riesgo, como la albanesa Alida Tota, el japonés Mizoguchi Atsushi y el mexicano Ismael

Bojórquez.

 

La investigación titulada Los periodistas, la pesadilla de la maa,

fue elaborada por el reportero de investigación Frédéric Ploquin y publicada ayer por RSF en París.

El estudio pone el acento en la situación en México, “donde hay regiones enteras que están en manos de los narcotracantes”.

 

Señala que desde 2012 al menos 32 periodistas mexicanos han sido asesinados por los cárteles.

 

A los cuatro asesinatos registrados en lo que va del presente año, “podrían sumarse al menos

cuatro casos de periodistas que aún se están investigando. Este número, de por sí preocupante, podría incrementarse debido a que en este país los maosos y los políticos se

mezclan o se alían para hacer callar a los periodistas”.

 

El informe resalta que “el pulpo [para hacer callar a los periodistas] ha extendido sus

tentáculos por todo el planeta”. El virus incluso ya ha comenzado a contaminar a Europa, en

donde el cerco de la maa se estrecha.

 

En menos de un año, tres países europeos han sido golpeados en su derecho al libre ejercicio

de libertad de expresión, cobrando la vida, entre otros, de Jan Kuciak, asesinado en febrero

pasado durante una investigación sobre la implantación en Eslovenia de la maa Ndrangheta.

 

En Italia, durante 2017 el Ministerio del Interior proporcionó medidas de protección a 196

periodistas. En la actualidad, RSF estima que una decena de reporteros italianos cuenta con

“una fuerte protección policiaca las 24 horas”, entre ellos, Paolo Borrometi, quien se ha

especializado en la maa siciliana.

 

Más allá de Europa y Latinoamérica, en Japón, los yakuzas están imponiendo el silencio en

algunas redacciones, mientras que en Camboya y Tailandia la prensa enfrenta a los grupos

delictivos dedicados al negocio ilícito de materias primas. La “maa de la madera” camboyana “le ha hecho la vida imposible desde 2000 a May Titthara, redactor en jefe de Khmer Times.

 

Print Friendly, PDF & Email